Lo que ocurre en la sociedad mexicana con respecto a la violencia en contra de las mujeres no es nada nuevo. Lo nuevo quizás ( Y ya no tanto ) es el hecho de que el fenómeno se haya visibilizado, haya sido tomado por colectivos, autoridades y se haya legislado con la buena intención de erradicar algo, que a mi forma de ver las cosas, será muy difícil de extinguir, hablemos con la verdad.

Al menos, no nos tocará verlo a nosotras, y quizás tampoco a nuestras hijas, en el mejor de los casos, nuestras nietas o bisnietas y aún me quedan dudas. El tema es cultural y está muy arraigado. Los hombres en este país se siguen sintiendo los dueños de las mujeres, de muestra voluntad, de nuestro cuerpo y de nuestra vida. Y no lo digo yo, lo reflejan los índices de violencia contra las mujeres que se registran en todo el país.

En Jalisco, según un informe de la Doctora en Derecho María Guadalupe Ramos Ponce, de la Universidad de Guadalajara, ha habido un incremento de 130 por ciento en asesinatos de mujeres en los últimos 20 años, pues de registrarse 40 feminicidios en 1997, la cifra anual ha ido en aumento hasta cerrar 2017 con 112 casos.
Según las cantidades anuales proporcionadas por la académica, en el sexenio de Alberto Cárdenas Jiménez el promedio de feminicidios fue de 41; en el de Francisco Ramírez Acuña, 43; en el de Emilio González Márquez fue 84, y el de Aristóteles Sandoval Díaz, 107.
Ramos Ponce dio a conocer que 2017 cerró con 112 mujeres asesinadas. Y que durante el primer trimestre de 2018 (hasta la primera quincena de marzo) se han registrado 28 casos.

Dice Lupita Ramos que “En la mayoría de los casos las mujeres son asesinadas por sus propias parejas. En muchos de ellos tienen órdenes de protección que no resultan efectivas porque no hay un seguimiento a éstas. Tendría que darse cambios profundos en el sistema de administración y procuración de justicia, porque mientras esas órdenes de protección sean sólo un oficio que les dan a las mujeres para que vayan y lo entreguen a la Policía, no sirve absolutamente de nada”.

Los colectivos feministas urgen a las autoridades para que se declare la alerta de género en Jalisco, de lo contrario estas terribles cifras seguirán disparándose gravemente.

Sin embargo, como el tema es cultural es exactamente por ahí, por donde debemos empezar, ( por supuesto a la par con las acciones de gobierno porque nos urge protección efectiva y eficiente). Sin embargo en mi muy particular punto de vista, yo creo que las mujeres somos quienes debemos tener la iniciativa, pues la educación se da, esencialmente en la casa, la solución está en la educación que le damos a nuestros hijos. La labor es enorme y de muy largo plazo, pero si no empezamos por concientizarnos entre nosotras, para ir sacando nuevas generaciones de hombres y mujeres no machistas, poco se logrará a través de temas como el que una cantidad enorme de colectivos de la sociedad civil está exigiendo para que se logre la declaratoria de alerta de género. Es una labor titánica, es una labor en conjunto, estoy segura que si podemos, aunque es una labor, también, de largo plazo. Es La Voz del Instinto.

Impactos: 46

  • Bloque feminista se Afianza

    Por encima de los intereses partidistas, particulares o de cualquier otra índole, están lo…
  • In memoriam Patria, Minerva y María Teresa Mirabal

    La Voz del Instinto El día internacional de la eliminación de la violencia en contra de la…
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por EDG
Cargue Más En La opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Mecánicos rechazan verificentros

Los mecánicos no son precisamente un gremio estimado por la sociedad. Pero es evidente que…