Últimamente a nuestra clase política le ha dado por jugar a la democracia, los mismos que después se preguntan en foros los motivos por los que la ciudadanía deja de creer en los partidos, a través de consultas ciudadanas o revocaciones de mandato a modo hemos podido ver cómo actúan al margen de la ley con el fin de dar nota y lo pretenden vender como algo grandioso para nuestra sociedad.

Las consultas populares han sido utilizadas por nuestra clase con el fin de no asumir el costo político de sus promesas y habladurías, respaldándose en algunas ocasiones en la supuesta mayoría del pueblo y en otras dejando los hechos en otras instancias como sucedió en 2014 cuando el PRI impulso la consulta popular “Más con menos pluris” con la que se pretendía dar cumplimiento a una promesa de la campaña presidencial de 2012, al final la Suprema Corte de Justicia de la Nación opto por declararla inconstitucional, sin considerar el ahorro y a los ciudadanos que apoyamos tal iniciativa.

Pero otros partidos para no quedarse atrás en 2014 también presentaron consultas populares, el PAN sobre el “Salario Mínimo”, MORENA y PRD sobre la “Reforma Energética”, ninguna de ellas logro su cometido al llegar a la SCJN, siendo todas declaradas inconstitucionales. Una vez más montaron un circo mediático y los problemas terminaron igual, preocupante el saber que estos cuenten con mayoría en cámaras para poder subir a debate el tema, pero no lo hacen por no afectar una vez más los intereses cupulares, dejando el bien común al final.

En Jalisco los gobiernos emanados de Movimiento Ciudadano también han sido impulsores de este tipo de actos con sus revocaciones de mandato.

Cabe señalar que estas herramientas de participación social dan poder al ciudadano para poder levantar la voz y objetar contra aquello que no le parece, pero solo podremos hablar de ejercicios democráticos cuando estos sean efectuados por un tercero sin interés alguno, no se puede ser juez y parte en el ejercicio, nada por encima de la ley, todo debe hacerse dentro del marco legal, cabe recordar que en nuestra entidad contamos con una Ley de Participación Social, que contiene diversas herramientas para fortalecer la democracia aunque hace falta mayor difusión de esta para que la sociedad en general pueda hacer uso de cada una de ellas.

El pasado fin de semana se llevó a cabo la consulta ciudadana sobre el NAIM ganando contundentemente Santa Lucia, en un ejercicio a modo, dado que no en todo el territorio nacional se pudo votar; existiendo en el mismo muchos vicios, el más común que una persona pudiese votar más de una vez, todo esto evidenciado a través de las redes sociales, demostrándonos como las leyes están de adorno cuando así conviene a los intereses de quienes mandan.

Esperemos los próximos gobiernos asuman su compromiso con el Estado de derecho y la democracia, solo así se fortalecerán nuestras instituciones electorales y se ganará nuevamente la confianza de la gente, de nuestra parte seamos observantes de su actuar y levantemos la voz cuando sea conveniente.

@miguelopezmx

Impactos: 243

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por EDG
Cargue Más En La opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Mecánicos rechazan verificentros

Los mecánicos no son precisamente un gremio estimado por la sociedad. Pero es evidente que…