Inicio Reportaje Usuarios de apps de ligue nuevas víctimas del crimen organizado

Usuarios de apps de ligue nuevas víctimas del crimen organizado

13 minuto leer
0
0
465

Abuso sexual, extorsión, fraude, privación de la libertad, robo, secuestro exprés y usurpación de identidad son sólo algunos de los delitos que se han cometido de manera serial y violenta contra personas de la población LGBT; al momento se tiene registro de 50 casos en la Zona Metropolitana de Guadalajara, en 20 de ellos hubo narcotización y en cinco violación

Hombres discretos, desde los 18 hasta los casi 60 años de edad, trabajadores, la mayoría de ellos independientes y con un buen estilo de vida, de buen nivel socioeconómico, todos, han sido víctimas de lo que parece ser un grupo del crimen organizado que opera en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), mediante aplicaciones de ligue.

“Llegué a Guadalajara por motivos de trabajo descargué Grindr y Tinder para conocer personas, luego de unos días y de conversar con varios chavos decidí salir con uno. Nos íbamos a ver cerca de la central vieja, no conocía por ahí pero logré dar. Mientras estaba esperando llegaron dos tipos tenían armas de fuego me secuestraron de manera exprés y para liberarme me pidieron 15 mil pesos, robaron mis tarjetas las utilizaron, mientras estuve privado de la libertad me despojaron del celular, de mis pertenencias (…) me golpearon y finalmente me mandaron en taxi hasta el hotel donde yo estaba hospedado. Fue difícil explicarle la situación a las personas de mi trabajo, posteriormente regresé a mi estado de origen y una semana después volví a Guadalajara para interponer las denuncias correspondientes”, declaró una de las víctimas.

Al igual que este usuario ya se han detectado otros casos con los mismos “modus operandi”, aunque los casos más recientes se han enfocado en víctimas hombres que buscan hombres, para Luis Guzmán activista por los derechos de la población lésbico, gay, bisexual, transexual y más (LGBT+) nadie está exento.

“No se trata de satanizar las aplicaciones, las apps no son malas, lo que sí debemos hacer es no dar información personal ni laboral, ser cuidadosos en lo que compartimos, el estatus social que proyectamos, no presumir ingresos, propiedades… bienes en general”, señaló el defensor.

Según informó la Fiscalía General del Estado de Jalisco (FGEJ), no se tiene un reporte específico de casos con esta modalidad. La impunidad y la falta de credibilidad en las instituciones contribuye a la cultura de la no denuncia, entonces son los delincuentes quienes, de algún modo, salen ganando.

Para Leonardo Espinoza, presidente de Cohesión de Diversidades para la Sustentabilidad A.C (CODISE) la insensibilidad de las autoridades encargadas de seguridad y de salud son un claro mensaje de la falta de interés en abordar esta situación debido a que Jalisco no es la única entidad con este grave problema; Ciudad de México, Estado de México, Querétaro y Puebla son otras de las entidades donde operan de manera similar.

“Duele la indiferencia, la nula actuación de las autoridades y la revictimización a la que somos sometidos al momento evidenciar el problema o presentar la denuncia. No existe ninguna política pública que haga aunque sea poquito por alertar a las personas de que se corre un peligro. Nosotros dimos a conocer varios hechos desde hace casi tres años, porque esto no es reciente, pero el gobierno no ha dedicado un flayer o un gif que diga lo que está sucediendo”, enfatizó.

Respecto al perfil del presunto victimario algunos de los agraviados coinciden: hombre joven, guapo, atractivo, rubio, de piel clara y con acento del norte del país. Se presenta como amable, interesado, introvertido, es dulce, atento, cariñoso y a momento de interactuar de forma física, aparenta estar nervioso.

“Hace días fui víctima de una persona que conocí en Grindr, después de días de intercambiar textos, y de que me insistiera en conocernos, decidí salir y verlo, fuimos a una cafetería cerca de mi domicilio, me sentí agusto, podríamos decir que había química, él fue muy ameno, de ahí nos movimos a mi casa, la conversación y la compañía era bastante buena, lo último que recuerdo es que estuvimos en mi sala platicando… para cuando tomé conciencia y abrí los ojos, me di cuenta que habían pasado más de ocho horas y cuando desperté mi casa estaba casi vacía al parecer me narcotizó y aprovecho el momento para despojarme de todos mis bienes”, detalló otra de las víctimas.

Para los activistas hay varios delitos que perseguir: abuso sexual, extorsión, fraude, lesiones, privación de la libertad, robo, secuestro exprés y usurpación de identidad, son solo algunos que han identificado, sin embargo pese a la gravedad de las agresiones y a que cada vez son más numerosos los testimonios sólo tienen registro de tres denuncias presentadas de manera oficial.

“Algunos de los chicos han terminado en hoteles o moteles, a ellos son a los que los agresores les cuentan que son miembros del Cartel, predomina en estos casos el que les tomen fotografías o videos desnudos, ya sea en el acto sexual consensuado o cuando aparentan ser víctimas de un robo en la habitación, después utilizan este material para amenazar con que si denuncian lo harán público o posteriormente los contactan para extorsionarlos y pedirles dinero a cambio de no compartir el material tomado con sus contactos o familias, pues al cabo tienen suficiente información y ya saben todo de ellos”, señalaron los aliados de la diversidad.

En solo cinco casos se ha registrado abuso sexual, los testimonios coinciden en que mientras están al interior de la casa, llegan dos o tres hombres y “fingen un asalto súper violento” además de despojarlos de sus pertenencias, los atacantes los sujetan de brazos y piernas, y uno de ellos es quien comete la violación, a veces estos actos también son grabados y utilizados para amenazar.

Usuarios de aplicaciones de ligue coincidieron en que “socializar” en el ciberespacio hasta hace poco les poco les parecía un método seguro y libre de discriminación para conocer personas, sin embargo los recientes casos les han hecho dudar en la veracidad de los perfiles con quienes “aparentemente” coinciden.

Desde su lanzamiento en 2011 Grindr cuenta con más de 10 millones de descargas; por su parte la aplicación social de Tinder desde 2013 ha registrado más de 100 millones de perfiles.

“Los homosexuales somos vulnerables en muchas circunstancias. Estas aplicaciones empezaron para que la gente gay conociera a otras personas y no se tuviera problemas de discriminación, es decir, entrar a una aplicación la cual se supone conoces a personas que buscan lo mismo que tú, el problema es que hay quienes se aprovechan de quienes viven en el closet, o que tienen miedo de expresar libremente sus afectos y hacen del anonimato de los perfiles su mejor arma para atacar”, finalizó Leonardo Espinoza.

Mañana la segunda parte del reportaje.

Isela Ibarra EDG

Impactos: 392

  • Ejecutan a controvertido abogado

    Jesús Horacio García Vallejo, abogado del exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva M…
  • Dos días y dos enfrentamientos en Jalisco

    La mañana de este martes se registró otro enfrentamiento en el municipio de Acatic en el q…
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por EDG
Cargue Más En Reportaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Mecánicos rechazan verificentros

Los mecánicos no son precisamente un gremio estimado por la sociedad. Pero es evidente que…