Jalisco se posiciona como uno de los Estados de la República Mexicana con más feminicidios. Este año 2018, estamos rompiendo nuestro propio record. Mire qué cifras: en todo el año 2017, 135 mujeres fueron asesinadas. Mientras que en lo que va del 2018, se han registrado ya 161 muertes violentas de mujeres (Según datos del Comité Latinoamericano para la Defensa de los Derechos de las Mujeres, CLADEM). Y de todos esos asesinatos, la fiscalía sólo tipificó 5 como feminicidios, de los cuales sólo los responsables de 3 obtuvieron condena.

El asunto no es para menos: Es para más. Y a pesar de ello, la agenda de género del gobierno que aún no se instala empieza a dar muestras de que dará pasos en reversa. El gobierno entrante plantea la desaparición del Instituto Jalisciense de las mujeres para integrarlo a la nueva Secretaría de Igualdad Sustantiva como una subsecretaría. Además de lo que sucedió en el Congreso del Estado.

Donde se intentó desaparecer en un principio la comisión de asuntos de género. Así lo había informado la Doctora en Derecho Lupita Ramos, activista en la defensa de los derechos de las mujeres y Coordinadora de CLADEM, -“Es un hecho. También en el Congreso del Estado priva la indolencia ante las problemáticas de las Mujeres. No solo desaparecen la Comisión de Igualdad, sino que presentan una iniciativa de reforma a la Fiscalía y no incluyen la creación de la Fiscalía especializada en delitos de género y contra las Mujeres”.

Tras la presión que ejercieron las activistas, el Congreso reparó, y finalmente sí permanece la comisión para asuntos de igualdad, y si se plantea la creación de una fiscalía especializada en el tema. Sin embargo el tema prevalece en el ámbito del Gobierno Estatal.

Y ojo, el tema puede escalar, a nivel nacional e internacional, si el gobierno entrante no rectifica su postura. Son varios los colectivos de feministas y activistas en favor de los derechos humanos, los que ya se han unido para luchar en contra de las decisiones que parecen minimizar los problemas que las mujeres enfrentamos todos los días. El objetivo es: “No permitir retrocesos en el camino andado para el reconocimiento de los derechos de las mujeres”.

La desaparición del IJM es uno de los signos más preocupantes del retroceso, lo que atentaría contra un derecho consagrado de las mujeres para contar con mecanismos para el desarrollo específico de políticas de igualdad.

Así lo estableció Lupita Ramos quien de cierta forma encabeza este gran movimiento que empieza a gestarse. -“No es un capricho nuestro, dijo, los institutos de las mujeres son las instancias a través de las cuales se reporta a la ONU los avances logrados en materia de igualdad de género que responden a las exigencias de los tratados, convenios y agendas internacionales suscritos, a cuyo cumplimiento está obligado nuestro país, incluyendo a los objetivos de desarrollo sostenible de la agenda 2030”.

Por su parte, Fela Pelayo, quien encabezará la Secretaría de Igualdad Sustantiva, a la que pertenecerá la Subsecretaría para asuntos de Género, afirma que no hay intención de debilitar las políticas en favor de las mujeres ya que el Instituto será elevado de rango a una Subsecretaría. ¿Será?

Las cifras impresentables de Jalisco en materia de violencia de género y feminicidios, son por demás preocupantes, y las mujeres no debemos permitir nada que represente menoscabo de los pasos que tanto, tanto trabajo nos ha costado dar en el curso de una historia donde las que siempre salimos perdiendo somos nosotras. Es La Voz del Instinto.

Imagen: Wall Street International Magazine

Impactos: 51

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por EDG
Cargue Más En La opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Mecánicos rechazan verificentros

Los mecánicos no son precisamente un gremio estimado por la sociedad. Pero es evidente que…