¡Olé! ayer en los toros Claudia Delgadillo habrá convencido a Francisco Ayón de irse a Morena, ahora que ya se va quedar sin sus múltiples chambas en el Gobierno del Estado.

Queda claro que en política y el ratón y el queso son amigos. Tal vez por eso los panistas reviven con piel naranja de Movimiento Ciudadano y los priistas tienden a irse a MORENA, aunque están tan vapuleados que los tricolores van a donde les inviten.

Impactos: 85

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por EDG
Cargue Más En La opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Mecánicos rechazan verificentros

Los mecánicos no son precisamente un gremio estimado por la sociedad. Pero es evidente que…