El presidente Andrés Manuel López Obrador cedió y en la LV reunión ordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) aceptó el planteamiento de los gobernadores para que los superdelegados no participen en temas relacionados con la seguridad de los estados, aclaró que los “superdelegados” se limitarán a interferir en programas sociales.

Por su parte, el gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro declaró: “Tengo que reconocer que (el Presidente) tuvo una actitud respetuosa, que escuchó nuestro planteamiento y que finalmente accedió a que se hiciera este ajuste para que, en materia de seguridad, quede claro que los responsables en los estados somos los gobernadores, por mandato constitucional”, dijo, “Desde nuestra perspectiva, que los superdelegados asumieran la responsabilidad de secretarios técnicos en los consejos de seguridad en los estados es una violación a la legislación y una intromisión en las funciones que, por mandato constitucional, tenemos los gobernadores. El presidente aceptó nuestra propuesta; escuchó nuestro planteamiento y, finalmente, accedió a que se hiciera este ajuste”.

El próximo jefe del Ejecutivo en Jalisco también aclaró que los superdelegados ejercerán las funciones confiadas por López Obrador. “Se concentrará en las tareas que el presidente les ha encomendado de supervisión de los programas sociales”.

Por su parte, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, celebró que el presidente haya “corregido” una de las principales preocupaciones que tenían los mandatarios estatales con los coordinadores de programas sociales. “Él ha aclarado ya, a un planteamiento directo de Enrique Alfaro, que no serán los secretarios técnicos, sino que éstos serán nombrados por el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, con un perfil adecuado y vinculado a la materia”.

Por su parte, el gobernador de Nuevo León y ex candidato presidencial, Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, calificó como “un problema de comunicación” la sugerencia que los designados por López Obrador tendrían funciones en materia de seguridad que rebasarían las de los gobernadores constitucionalmente electos.

“La mayoría de los estados tenemos una ley que debemos respetar y las mesas de coordinación están en nuestra ley”, concluyó.

Entre los gobernadores inconformes por incorporar a los delegados estatales designados por AMLO en las reuniones de seguridad se contaban Silvano Aureoles de Michoacán, de extracción perredista; Javier Corral de Chihuahua, de extracción panista; la gobernadora priista de Sonora, Claudia Pavlovich y el gobernador electo de Jalisco por Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro.

Trascendente todo lo anterior: el primer escollo y punto de fricción, ha quedado superado.

Impactos: 5

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por EDG
Cargue Más En Transición 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Mecánicos rechazan verificentros

Los mecánicos no son precisamente un gremio estimado por la sociedad. Pero es evidente que…