Inicio Política Con García Luna al frente, Policía Federal traficaba drogas para el Cartel del Sinaloa

Con García Luna al frente, Policía Federal traficaba drogas para el Cartel del Sinaloa

17 minuto leer
0
0
265

Día a día salen a la luz declaraciones que ponen mas complicada la situación legal de García Luna, ahora habla Anabel Hernández.

 

Con Genaro García Luna al frente de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, la Policía Federal llegó no sólo a proteger al cártel de Sinaloa, entonces encabezado por Joaquín El Chapo Guzmán, sino que elementos de la PF eran usados para combatir a otros carteles y hasta para traficar droga, aseguró a La Silla Rota la periodista y autora del libro El Traidor, Anabel Hernández.

En dicha obra, Vicente Zambada Niebla, El Vicentillo, detenido desde hace años, le contó a Hernández la forma en que operaba la Policía Federal, que dependía de la SSPF, encabezada por quien alguna vez fue considerado ´El Superpolicía´ y que fue detenido este 10 de diciembre en Estados Unidos por cargos de narcotráfico.

“Debo decir que cuando Vicente Zambada Niebla fue para contarme cómo era la corrupción en la policía federal en la Secretaría de Seguridad Pública es importante, porque lo que me dice Vicentillo a través de su abogado, a través de diarios secretos, explica cómo opera esta mecánica, cómo mensualmente había estos pagos millonarios a jefes policiacos y la Policía Federal no sólo daba protección al cártel –de Sinaloa- y era su brazo armado, que había operativos contra los enemigos, había policías federales por las órdenes de García Luna.

“Cuando había enfrentamiento entre los hermanos Beltrán Leyva y el Chapo y el Mayo Zambada, había policías federales que iban a la pelea con disparos a favor del Mayo Zambada, en su momento también del Chapo pero principalmente de Zambada. El Vicentillo lo que relata es que la Policía Federal se convierte en compradora de droga del Mayo Zambada, entonces directamente de ser corruptos y protectores se convierten en narcotraficantes. Son interesantes estas revelaciones del Vicentillo, cuando uno ve la acusación penal contra García Luna que no es solo por conspiración, es por tráfico de drogas”, dijo la también autora de Los señores del narco.
La periodista, que debió dejar el país por amenazas a su vida y a su familia, recordó que desde 2006, cuando inició el mandato presidencial del entonces panista Felipe Calderón, comenzó a investigar la trayectoria de Genaro García Luna. Las acusaciones de corrupción iban acompañadas de señalamientos contra el equipo del policía, como Luis Cárdenas Palomino, que fue titular de Seguridad Regional de la Policía Federal; Facundo Rosas Rosas, que fue comisionado de la Policía Federal; Armando Espinosa de Benito, ex jefe de División de Investigación de la Policía Federal o Ramón Pequeño, quien es recordado porque el jefe de inteligencia de la Policía Federal cuando en 2015 se fugó nuevamente el Chapo Guzmán, y también formó parte del equipo del Superpolicía.

“Empezó a tener diferentes señalamientos de distintas fuentes de información de que este hombre y su equipo Luis Cárdenas Palomino, Facundo Rosas Rosas, Armando Espinosa de Benito, Ramón Pequeño y otros no solo estaban protegiendo presuntamente a bandas de secuestradores sino también al cártel de Sinaloa, ahí empecé mis investigaciones, publiqué una parte en 2008 en Los cómplices del presidente, en ese momento García Luna era el secretario de seguridad.

“En ese momento era el hombre más cercano a Felipe Calderón, el de mayor influencia, el que dictaba los lineamientos de la supuesta guerra al narcotráfico, que no fue una guerra contra el narcotráfico sino una guerra entre carteles. Donde el gobierno de México participaba a favor del cártel de Sinaloa, particularmente a través de la Policía Federal que actuaba como brazo armado del cártel, le hacía espionaje, le ayudaba a mover droga, etcétera, a cambio de millonarios sobornos”, señaló, en entrevista telefónica.

“Luego continúe investigaciones, este grupo de policías comenzó a hacer campaña en mi contra, muchos medios no hablaban de él y luego en el libro Los señores del narco que publiqué en 2010 publiqué más información sobre estos señalamientos de que García Luna y otros que habían recibido millonarios sobornos por parte del cártel de Sinaloa”, agregó la reconocida reportera.

También investigó sus declaraciones patrimoniales, fiscales, de intereses y sus propiedades, así como los de su esposa y de los restaurantes que ella poseía y detectó que no correspondían a su nivel de ingresos.

“Estas investigaciones causaron aun mayor enojo con el jefe policíaco y de acuerdo con un informante que tuve dentro de la Policía Federal, García Luna junto con su equipo de policías corruptos en 2010 ordenó a policías matarme a cambio de darles mejores sueldos y posiciones en la Policía Federal. Es así que continué con mis investigaciones, era intocable. Yo creo como periodista que el poder debe rendir cuentas.

“En 2011 Vicente zambada Niebla, el hijo del Mayo Zambada que ya se encontraba extraditado en Estados Unidos me manda como mensajero a Fernando Gaxiola, entonces su abogado y comparte información que luego de años he podido publicar en El traidor, diario secreto del Mayo Zambada que salió hace una semana. En el primer capítulo vislumbro que habría señalamientos fuertes contra García Luna porque había antecedentes claros de que el gobierno americano estaba cerrando el cerco en su contra”.

 Cuestionada sobre qué ha pasado con algunos de los colaboradores de García Luna, respondió que algunos aún están en funciones y forman parte de equipos de seguridad particulares o públicos en el país.

“Luis Cárdenas Palomino hay que decirlo es o fue muy cercano a Ricardo Salinas Pliego (presidente de Grupo Salinas)  como su asesor. Es importante decirlo, cuando termina el sexenio de Felipe Calderón se va y crea una empresa de seguridad privada, está la información en mis libros, se fue como una persona asesora de seguridad. Ignoro si tiene esta función pero cuando terminó el sexenio de Calderón ahí se fue a trabajar, ahí encontró cobijo y protección. Este jefe policiaco igual que Genaro García Luna está señalado por recibir millonarios sobornos”.

También ella fue la primera en revelar que al concluir el sexenio calderonista, García Luna se fue a Miami, en Estados Unidos, y ahí se hizo de propiedades.

“Fui la primera que informó de esta situación en Miami cuando salió del gobierno de Felipe Calderón, después salieron otros periodistas a ampliar la información pero yo fui la primera cuando dejó el gobierno. Esta investigación del gobierno americano no es nueva, es muy larga donde se ha podido acumular mucha información, es lo que podría compartir con conocimiento de causa”, afirmó.

-¿Cuál sería el papel de García Luna respecto a la guerra contra el narcotráfico?

-Hay cosas muy delicadas respecto a esto, porque aunque García Luna dejó oficialmente la SSPF, por desgracia parte de su gente más cercana se quedó en las áreas claves de la policía y después en varios estados. Por ejemplo la actual secretaria de Seguridad Pública del estado de México, Maribel Cervantes Guerrero es gente directa del equipo más cercano de García Luna, de Cárdenas Palomino y ellos. Ella era parte de la policía federal en las fechas que trabajaba  para el cártel de Sinaloa.

“Después tenemos a Omar García Harfuch, actualmente secretario de seguridad en la ciudad, su origen es el mismo equipo, era gente muy cercana a García Luna, es ahí donde tiene una carrera muy veloz en la SSPF y después en la Policía Federal y aunque García Luna se va esta gente se queda”.

[Aclara que García Harfuch era parte del equipo, pero no sabe si recibió sobornos, pero sí que era parte del equipo ´cerrado y corrupto´].

“También se quedó Ramón Pequeño que es el que deja salir al Chapo Guzmán en 2015. No debemos olvidarlo, son fundamentales para entender por qué ninguna estrategia podrá funcionar si tenemos a todos estos funcionarios públicos de ese viejo equipo corrupto, cuyo jefe hoy está detenido en Estados Unidos y siguen en funciones.

“Muchos de los elementos de la PFP que torturaron a muchos de los detenidos del caso Coatepec que hoy están libres porque fueron torturados, entonces era esa vieja policía federal, el propio Tomas Zerón, quien fue titular de la Agencia de investigación criminal trabajó con García Luna desde la Agencia federal de Investigaciones, luego salió por un escándalo de corrupción y después lo retomó Enrique Peña Nieto en el estado de México en un puesto clave”, recordó.
“Si uno hace el rompecabezas de todos estos grupos y escándalos vistos en los últimos años siempre encontraremos un común denominador, que son equipos de policías corruptos. Lo he investigado y documentado poniendo en riesgo mi vida pero es fundamental que la gente lo entendiera. No hay manera de ir adelante si personajes corruptos que trabajan directamente para el cartel están ahí”, concluyó.
Con información de La silla rota.
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por EDG | Redacción
Cargue Más En Política

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Amazon abrirá nuevo almacén en Jalisco

Este espacio se ubicará en la carretera Guadalajara-Chapala, cerca del Aeropuerto Internac…