Inicio Reportaje Consumir agua de garrafón de pequeñas purificadoras, no cumplen con medidas de higiene

Consumir agua de garrafón de pequeñas purificadoras, no cumplen con medidas de higiene

4 minuto leer
0
1
1,250

Estudios realizados en la ciudad de México, arrojaron como resultado que gran parte de la población accede al agua potable distribuida por pequeñas purificadoras que no siempre cumplen con las normas básicas de higiene y esto podría traerles consecuencias fatales.

Datos de la OMS señalan que en el mundo las enfermedades diarreicas son la segunda mayor causa de muerte de niños menores de cinco años; Al año se producen unos 1,700 millones de casos de enfermedades diarreicas infantiles, las cuales matan a 525 000 niños en el mundo. Por su parte la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó que en México existen alrededor de 95 mil muertes al año debido al consumo de agua contaminada.

Datos escalofriantes que representan, sin duda un foco rojo, que cotidianamente se encuentra latente en nuestro país. En la actualidad, muchas familias acceden al agua “potable” que ofrecen las rellenadoras en México, pero ¿Éstas ofrecen agua segura?, ¿Cumplen con los estándares sanitarios y de calidad?, ¿Qué sustancias nocivas, aparte de las bacterias, podemos encontrar en su agua?

Al respecto, el doctor Rodrigo Vázquez Frías señaló “El agua que venden las rellenadoras da una falsa seguridad a los consumidores de que se está consumiendo agua segura aunque existen altas probabilidades de que esto no sea así”. Gastropediatra, investigador y profesor de pediatría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), resaltó que este problema no existiría si estos negocios cumplieran con todos los requisitos “para entregar un agua que sea de calidad adecuada”.

El agua que se vende en pequeñas plantas purificadoras que no siempre cuentan con las medidas sanitarias necesarias, conocidas popularmente como “rellenadoras”, puede acarrear serios problemas a la salud de la población que la consume.

Sin embargo, beber agua de estas “rellenadoras” implica la posibilidad no solo de consumir microorganismos, sino también metales y otros compuestos que representan un peligro para la salud.

Es posible que el agua de “rellenadoras” contengan arsénico y heces fecales.

El agua de la llave puede contener arsénico, sustancia que está considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una de las diez “más preocupantes desde el punto de vista de salud pública”, destacó el doctor Rodrigo Vázquez Frías, quien ha publicado decenas de artículos y es miembro del comité editorial de varias revistas especializadas.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por EDG | Redacción
Cargue Más En Reportaje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

México Libre buscará competir en 2021 con candidaturas independientes

México Libre, de la excandidata presidencial Margarita Zavala y el expresidente Felipe Cal…