Opinión de Luis Jesús González

El presidente Andrés Manuel López Obrador anuncio su regreso a las giras programadas por todo el país, mismas que fueron suspendidas debido a la pandemia que se vive a nivel mundial a causa del COVID-19.

El primer mandatario, mencionó que dará inicio justamente en el sureste del país, con el fin de dar banderazo a las obras del Tren Maya y es que, a López Obrador ya se le olvido que el confinamiento no ha terminado, y que el virus que ha cobrado miles de vidas sigue latente.

Así mismo, la Sana Distancia como la recomendación por parte del Gobierno Federal de #quedateentucasa no ha sido levantado, pero para nuestro representante del Ejecutivo es prioridad iniciar las obras del Tren Maya que va de Cancún a Valladolid, y es que parece que le urge seguir demostrando a la sociedad que sus ideas cada día son menos acertadas, que sus decisiones de darle prioridad a una obra que además de dañar al ecosistema ocupará una cifra millonaria están por encima de la necesidad económica que está viviendo nuestro país.

Ante un virus que más que matar a miles de personas, ha provocado desempleos, cierre parcial y total de empresas, López Obrador suma como prioridad recorrer el país para dar el pésame a los familiares de personas fallecidas a causa del coronavirus, mismas familias que más allá de una necesidad moral requieren apoyo económico.

Cabe destacar que, desde Palacio Nacional puntualizó AMLO que representantes del gobierno lo estarán acompañando en sus giras con el propósito de recorrer plazas públicas de cada entidad para escuchar las necesidades de la población y así evitar la afluencia y propagación del virus, lo cierto es que, a nuestro presidente le gusta armar este tipo de “eventos” no para atender dichas necesidades sino para vanagloriarse el “Presidente del Pueblo para el Pueblo”.

Finalmente, Andrés Manuel pone en tela de juicio sus actuaciones, al no poner el ejemplo de evitar las reuniones pues como actor social sabe que una gira presidencial causa la presencia de sus seguidores y a su vez la posible propagación del virus. Más que una negligencia presidencial, es una ignorancia por parte de nuestro gobernante.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por EDG | Redacción
Cargue Más En La opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Ya se fue Macedonio Tamez y el fiscal ¿Gerardo Solis para cuándo?

Sale Macedonio Tamez Guajardo de la Coordinación de Estrategia en Seguridad Pública para e…