Inicio Negocios & Tecno El empresariado Jalisciense está dividido.

El empresariado Jalisciense está dividido.

10 minuto leer
0
0
274

El año pasado, justo el 28 de noviembre de 2018, el Consejo de Cámaras Industriales presumía de la notoria unidad de los empresarios, cuando por unanimidad eligieron a Rubén Masayi González Uyeda como coordinador del CCIJ.

El boletín que aún permanece en la página oficial del CCIJ dice así:

En un hecho histórico, el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), eligió de manera unánime al actual presidente de la Cámara de la Industria Alimenticia de Jalisco (CIAJ) y Vicecoordinador del CCIJ, el Ing. Rubén Masayi González Uyeda, como nuevo Coordinador para el periodo de 2019-2020, donde el Lic. Miguel Cotero Ochoa, Secretario del CCIJ, también participó como candidato a la coordinación. Sobre esto el anterior coordinador Daniel Curiel informaba que:

“Antes de que hubiera elección, los dos equipos se pusieron de acuerdo ayer, decidieron que hay que mantener sobre todo la unidad, que es fundamental ante los tiempos que vienen”.Y hablaba de la unidad empresarial como eje principal de las futuras administraciones del consejo.

En el mismo boletín de prensa el entonces nuevo coordinador Rubén Masayi González Uyeda declaró como coordinador electo que su trabajo no será más que la continuidad de una labor que se ha estado haciendo los últimos años. “No podríamos estar trabajando en un ambiente de hacer a un lado a unos y a otros, no se puede caminar en un nuevo esquema de trabajo que hoy en este momento político, tenemos que sumarnos en un proyecto de unidad y será la mejor forma para contribuir a nuestro estado y nuestra sociedad”.

A un año de aquella elección en la que los representantes de las 24 cámaras industriales de Jalisco estuvieron convencidos de que Masayi era el perfil adecuado para dirigir el rumbo del Consejo, la unidad, que fuera la principal premisa de trabajo de González Uyeda, fue lo primero que se rompió.

Hoy hubo elecciones en el CCIJ, en las que Massayi tuvo que contender con el empresario Luis Méndez  por la coordinación,  y justo en su primer año al frente del CCIJ, no ha podido conseguir continuar, pues la votación quedó dividida con 12 votos a favor de Masayi y 12 a favor de Luis Rafael Méndez Jaled quien está por terminar su gestión como presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) delegación Jalisco. Lo que habla de un empresariado jalisciense dividido. Y esto a pesar de que hace unos días en entrevista con el diario local Mural del grupo Reforma, afirmaba que sus gestiones al frente iban por buen rumbo y consideraba que el empresariado le daría nuevamente su confianza para continuar:

“Ahora puedo estar hasta tres años reeligiéndome cada año y estamos cumpliendo con esta línea de estatutos (…). Sin duda si el trabajo y los presidentes (de las cámaras) consideran que estamos generando un aporte hacia la comunidad empresarial, seguiremos”. [1]

¿Qué fue lo que le sucedió al ingeniero en alimentos, Rubén Masayi González Uyeda si el año pasado el CCIJ hablaba de elecciones históricas y de unidad casi fraternal ente los empresarios?

La lectura de este tema es muy clara, el empresario se ha visto envuelto en graves problemas judiciales porque junto con su hermano Abraham González Uyeda, se apoderaron del control de la empresa Sello Rojo que están intentando arrebatarle a los socios mayoritarios, y lo escandaloso aquí es que son sus propios hermanos y su tío.

Este suceso que ha ocurrido a través de acciones de corrupción y contubernio con jueces, abogados y otros funcionarios judiciales corruptos, puso en la mira de los empresarios a Rubén Massayi, un hombre que frente a la sociedad habla de combate a la corrupción y presume de haber conseguido la certificación ISO 37001 que significa que las empresas realizan buenas prácticas a través de las que se combate la corrupción.[2] Lo cual sería creíble, si el juicio que llevan los hermanos

Abraham y Masayi González Uyeda contra sus propios hermanos no estuviera plagado de irregularidades, acciones de influyentismo del devenido poder del otrora subsecretario de gobernación Abraham González, y presiones ejercidas a sus propios hermanos, como el intento evidentemente anticonstitucional de callar a sus hermanos a través de unas medidas cautelares de censura previa documentadas el día de hoy en el mismo diario local del grupo Reforma.

El empate técnico en el CCIJ  evidencia que la confianza de los empresarios se rompió, porque el que los hermanos Abraham y Rubén Masayi se encuentren en una disputa por la empresa en contra de su propia familia,  lo cual los desprestigia a ellos como personas y por supuesto al Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, no sólo en el estado, sino también a nivel nacional.

Ahora el CCIJ replanteará su elección, que será hasta el próximo miércoles, pues nunca había sucedido algo así.

La moneda está en el aire y son los empresarios quienes tendrán que decidir el futuro de su propia organización. O continúan con el representante que está envuelto en escándalos por su actuar antiético y en contra de su propia familia, o se quitan de riesgos votando por otro candidato que les recupere el prestigio, antes de que sea demasiado tarde.

[1] Mural.com sección de negocios 25 de noviembre 2019

[2] Mural.com sección de negocios 25 de noviembre 2019

Impactos: 182

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por EDG | Redacción
Cargue Más En Negocios & Tecno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

El Mayo Zambada tiene contratos con la 4T

4T tiene contratos millonarios con empresas del Mayo Zambada, acusa Anabel Hernández Ya lo…