“La Grilla en Rosa” de Fabio

Este gozoso miércoles, un nazi naranja se hizo ídem en el gabacho. La Cámara de Representantes de Estados Unidos, encabezada por esa señora de más de las cuatro décadas y aún más valentía que es Nancy Pelosi, aprobó el inédito segundo juicio político a un presidente en funciones (conste, yo no quería ponerle apodos al cuate de El Cacas) por la violencia que instigó descaradamente contra el Capitolio y los diputados de ese país, todo basado en su berrinche egomaníaco de que el nene no había perdido la elección.

¿Ven lo que pasa por no controlar y educar a los mocosos a tiempo? Se vuelven mamones e insoportables, se creen el centro del universo y quieren que hasta las mareas lleguen a la orilla a ritmo de chachacha. Por no hablar de la falta de ácido fólico que hace que sean manantiales de estupideces que otros, aún más carentes del nutriente, les creen.

Me asombra (bueno, no tanto) que ese que se las da de muy sácale punta, a la mera hora se haga rosca y recule, aún con mucha evidencia en contra. Las cientos de grabaciones de su veneno verbal para encender a los racistas de ultraderecha que tanto lo quieren están ahí. Las fotos de sus huestes, luciendo orgullosas letreros que celebran el asesinato de millones de personas judías y de otras etnias y credos en la Segunda Guerra Mundial también están ahí. Los locos ignorantes, pero eso sí, muy güeritos y presumiendo armas hasta en el fundillo, acudieron obedientes a vandalizar el Capitolio porque Trump se los pidió.

Ahora, el muy cobarde dice que fue Teté, no él, quien alborotó a los racistas. Que no hizo nada malo, que su discurso fue muy apropiado. Hasta hace que me acuerde de su carnalito macuspano, tan zacatoncito él a la mera hora -como cuando alardeaba que iba a poner en orden a ‘Trun’ antes de convertirse en su tapete-.

Todo un debate se traen porque las compañías de redes sociales le cerraron, al fin, los instrumentos de peligrosa propaganda que eran sus cuentas. No hay mucho qué pensarle: a los extremistas sencillamente se les calla el hocico. Otros gemelos idénticos de los trumpistas y los morenacos son los asesinos de estado islámico (en minúsculas a propósito), que se dieron vuelo en redes sociales para difundir su mensaje y sus videos de terror psicópata. ¿Se les permitió seguir usando las redes? No. Los seguidores de Trump han causado masacres en escuelas, en eventos masivos (Las Vegas) y contra gente afroamericana, todo ello con la permisividad gringa a la hora de comprar armas como si fueran papitas. Nunca fueron condenados por el marrano naranja, quien hasta llegó a alentarlos a ponerse en pie de guerra, antes de las elecciones, por el fraude que se armó en su cabecita hueca.

Lo que hay que recalcar, eso sí, es que las compañías de redes sociales, que algunos ya quieren ver como el malo de la película, empezando con el cobarde ex defensor de México devenido en trumpista número uno del mundo (eso de ser el único que defendió la supuesta censura a Trump lo acabó de encuerar ante el mundo), fueron muy hipócritas con ‘Trun’ durante años, pues le permitieron decir cuanta estupidez se le ocurría, empezando con la que basó su campaña electoral: el sistemático ataque a México y a los mexicanos.

¿Algún freno, entonces, al discurso de odio? No. ¿Advertencias? Nada. ¿Permisividad? Toda.

Sólo hasta ahora se escandalizan de lo que podría llegar a provocar el marranín. Ya lo provocó, tras cinco años de escupir sandeces, ahora sí actuaron. No manchen.

No sea un humilde cristiano queriendo poner la foto de una bailarina ombligona en minicalzoncitos porque de inmediato cae la policía de Facebook o Twitter y en friega le suspenden a uno la cuenta.

Pero, volviendo al tema, celebro que le quitaran todas las redes sociales. Hasta la herramienta más útil es mortal en manos de pendejos.

Las presidencias de México y Estados Unidos son el mejor ejemplo.

https://www.facebook.com/LaGrillaEnRosa

https://twitter.com/Fabiocarton

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción EDG
Cargue Más En La opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

¡Qué ruindad! Diputados de Morena se creen soñados y piden mano en las vacunas

“Copiadura” de Galio Guerra para EDG Pareciera una broma de mal gusto, pero no…