Inicio Cultura Hace 55 años, en 1963 asesinan al presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy

Hace 55 años, en 1963 asesinan al presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy

6 minuto leer
0
0
116

El 22 de noviembre de 1963 el mundo cambiaba. Ese día, hace hoy 55 años, era asesinado el presidente de los Estados Unidos. John Fitzgerald Kennedy recibió un disparo que impactó en su cabeza y que además de terminar con su vida puso fin al sueño de millones de norteamericanos que veían en él una esperanza en el impulso de los derechos civiles.

Ocurrió en Dallas, Texas, mientras recorría la ciudad junto a la Primera Dama Jackie, a bordo de su Lincoln Continental Convertible negro. Detrás suyo, escoltándolos iba Clint Hill, su guardaespaldas del Servicio Secreto. El primero en reaccionar y lanzarse para intentar salvarlo, sin pensar en su propia seguridad.

Lee Harvey Oswald fue detenido una hora y media después del crimen, en un teatro cercano. El Presidente ya había sido declarado muerto oficialmente. El mundo sucumbía.

Hay que decir que Dallas, en 1963, era un bastión republicano con una gran influencia de los sectores de extrema derecha ( se daban cita en la ciudad asociaciones extremistas como la John Birch Society, o los Minutemen, así como otros grupos de presión). En los días anteriores a la visita habían sido repartidos por la ciudad más de 5000 carteles con la foto de Kennedy (de frente y de lado, como los fugitivos) con la inscripción: “se busca por traidor”.

Para la extrema derecha Kennedy estaba vendiendo el país a los comunistas y a los negros. El mismo día del atentado, sin ir más lejos, estos grupos, que habían caldeado el ambiente, pagaron una plana entera de publicidad en el derechista Dallas News, criticando duramente al presidente. Tal era el clima de tensión que el jefe de polícia de la ciudad, Jesse Curry, apareció en televisión la misma mañana del 22 de noviembre para hacer un llamamiento al civismo.

También hacía poco tiempo que el representante norteamericano en la ONU, Adlai Stevenson, había sido agredido en Dallas por grupos de ultraderecha en el día de las Naciones Unidas, porque acusaban al gobierno de EEUU de haberse vendido a la ONU, “instrumento de los comunistas”.

Respecto al itinerario de la caravana, la comitiva no tenía programado pasar debajo del deposito de libros desde donde supuestamente disparó Oswald contra el presidente, sino que debía continuar por la calle Main hacia el puente del Pontchartrain. La ruta de la comitiva, empero, fue modificada la noche anterior y no queda claro quien tuvo la máxima responsabilidad en esto, si el servicio secreto o el alcalde de Dallas, Earle Cabell, que era hermano del ex-vicedirector de la CIA James Cabell, cesado por Kennedy tras el fracaso de Bahía Cochinos.

Tras de 48 horas de su detención, el domingo, Oswald fue trasladado a la Prisión de Dallas para “una mayor protección”, puesto que habían recibido amenazas de muerte contra él. Mientras era escoltado por la policía de Dallas un hombre posteriormente identificado como Jack Ruby, regenteador de clubes de striptease, sale de la multitud de periodistas e impunemente asesina a Oswald ante los ojos de todo el mundo. Con la muerte de Oswald se cierra la boca el mayor implicado y desaparece en gran medida la posibilidad de aclarar el caso.

Impactos: 25

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por EDG
Cargue Más En Cultura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Aumentará 25 por ciento capacidad de distribución de gasolina

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en unos días más se normalizará la d…