Inicio México Keith Raniere habría inspirado a organizaciones como MCCI de Cláudio X González

Keith Raniere habría inspirado a organizaciones como MCCI de Cláudio X González

12 minuto leer
0
0
753

Ayer, poco después de publicar en este mismo espacio el reportaje “La agenda de Claudio X. González, The Economist y Salinas”, Verónica Baz, directora general del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC), denostó la investigación donde revelé que, desde 1990, el semanario británico The Economist celebra cumbres anuales en México que son patrocinadas por empresas y organizaciones como Braskem-Idesa, Monex, Femsa y el Consejo Coordinador Empresarial.

La directora del CIDAC, organización que tutela Luis Rubio Freidberg (presidente de la asociación México Evalúa, consejero del grupo FEMSA y articulista del periódico Reforma y la revista Nexos), desde su cuenta de Twitter, opinó que mi reportaje era “Muy simplista”. Y agregó: “Pensé había una mejor crítica”.

Mis investigaciones sobre las llamadas organizaciones civiles, al punto, me permitieron reconocer a Verónica Baz, quien, además de trabajar en el equipo de Luis Rubio, forma parte del “robusto equipo de expertas” de la organización México, ¿Cómo vamos?, que preside el empresario Luis de la Calle y dirige Sofía Ramírez Aguilar.

Así que, ahí mismo, en Twitter, le respondí: “No seas tan rigurosa… ustedes tienen millones de pesos para investigar y, fuera de reportear en serio, les parece mejor idea aparecer en la portada de Mundo Ejecutivo…”.

Cabe mencionar que, el pasado 10 de mayo, en el reportaje “INE abre sus puertas a Claudio X. González” (publicado aquí mismo, en RegeneraciónMx), documenté que el 15 de mayo del año pasado Sofía Ramírez Aguilar fue designada por el INE, junto con Sebastián Garrido de Sierra (editor de la revista Nexos y colaborador de Letras Libres), durante una sesión extraordinaria presidida por Lorenzo Córdova Vianello, como integrante del Comité Técnico Asesor para el Programa de Resultados Electorales Preliminares del Proceso Electoral Federal (COTAPREP) 2020-2021 (publicado el 01/06/2020, en el DOF).

Verónica Baz, amiga de Rosa Laura Junco ?hija del propietario de los diarios Reforma (CDMX), El Norte (Monterrey, NL) y Mural (Guadalajara, Jalisco?, ante las aseveraciones de que The Economist organiza y conduce en nuestro país una serie de conferencias donde se reúnen “ejecutivos de alto nivel para discutir y debatir el futuro de México”, de acuerdo con las propias palabras del medio de comunicación, apuntó en otro mensaje desde Twitter:

“Asumir que asistentes a un foro local manda (sic) sobre la linea (sic) editorial de la revista británica es tener a los invitados al foro en muy alta estima”. La politóloga egresada del ITAM, que actualmente escribe en la sección de negocios del periódico Reforma, pretendía adjudicarme afirmaciones que, dentro del cuerpo de mi reportaje, jamás escribí. Y así se lo hice notar. La subordinada de Luis Rubio y Luis de la Calle no respondió.

Lo cierto es que, detrás de las apuradas descalificaciones de Verónica Baz, se anidan intereses y preocupaciones que están muy lejos de ser simples interpelaciones en Twitter.

Mexicos posibles, agrupación que aseguraba haber nacido en 2015 (aunque en su cuenta de Twitter, @MexPosibles, sólo reportó actividad del 21 de marzo al 30 de abril de 2018) nació y se esfumó rápidamente pretextando ser “un esfuerzo por encontrar formas de manejar los peligrosos retos que la ilegalidad”.

Durante ese tiempo, Mexicos posibles tuvo, de acuerdo a la página de internet de la propia organización, una ingente cantidad de donadores para impulsar su causa. Algunos de los que destacan son: Fundación Banorte, Fundación Bimbo, Fundación Cinepolis, Fundación Diez Morodo, Fundación FEMSA, Fundación Lala, IMCO, José Medina Mora Icaza (actual presidente de la Coparmex y hermano del exministro Eduardo Medina Mora) e incluso de Roberto Rock (director de La Silla rota).

Con información de Regeneración.mx

EMPRESARIOS, EXPRESIDENTES Y PARTIDOS OPOSITORES LIDERAN GOLPE BLANDO CONTRA AMLO.

Encabezada por empresarios y expresidentes de la República, avanza la estrategia para debilitar al gobierno de López Obrador a través de la desestabilización económica, política y social. En ésta participan también partidos políticos de oposición, organismos autónomos, medios de comunicación, columnistas, intelectuales, organizaciones financiadas por la USAID y la NED y servidores públicos enquistados en áreas estratégicas.

El politólogo estadunidense Gene Sharp lo llama golpe de Estado blando porque ha derrocado gobiernos en América Latina, y en México ya se aplican sus primeras fases, consideran investigadores consultados.

Esta estrategia o “golpe blando” la encabezan empresarios y ex presidentes, aunque también participan partidos políticos de oposición, organismos autónomos, medios de comunicación, columnistas, intelectuales, organizaciones financiadas por la USAID y la NED y servidores públicos de áreas estratégicas.

Los personajes que encabezan esta estrategia son empresarios como Claudio X González Guajardo, Alejandro Ramírez Magaña. Así como Gustavo de Hoyos, José Antonio Fernández Carbajal, Alejandro Martí. Antonio del Valle Ruiz, Valentín Diez Morodo.

Además de los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa. De acuerdo con la economista Magdalena Galindo Ledesma, académica de la UNAM e integrante del Centro de Análisis de Coyuntura Económica, Política y Social de la máxima casa de estudios, el golpe de Estado blando está en marcha.

“En realidad, prácticamente desde el inicio del gobierno de López Obrador arrancó también la estrategia del golpe blando en México. Habría que decir que, sobre todo en un principio. Fue la burguesía, fundamentalmente, quien se colocó a la vanguardia de esa estrategia”, expuso.

Actualmente, parte de la estrategia es que los partidos políticos de oposición –PRI, PAN y PRD–, recuperen la mayoría en el Congreso y en las gubernaturas y municipios. “En general, la táctica en este momento es apoderarse del Congreso. De modo que pudieran avanzar en obstaculizar todas las determinaciones del Ejecutivo”, planteó la académica de la UNAM

“El objetivo: debilitar al máximo a un gobierno federal que tiene programas eminentemente sociales”.

Según Sharp, este tipo de golpe de Estado emplea técnicas no frontales ni violentas para desestabilizar. Y presenta cinco fases: Comienza por ablandar a la sociedad a través del malestar y la desesperanza. Deslegitima las acciones gubernamentales por medio de la difusión de mensajes adversos, ofensas y noticias falsas.

Promueven constantes movilizaciones de protesta. Emplean rumores para generar escenarios de falsa carestía y, con ello, señalar la incompetencia del gobierno. Viene la fractura institucional, donde los procesos judiciales avanzan, los medios de comunicación los apoyan y los gobiernos finalmente caen.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por EDG | Redacción
Cargue Más En México

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Impulsarán “En Verano, No te Rajes”, campaña de descuentos y promociones en Jalisco

Para impulsar la reactivación económica y turística en el estado, el Gobierno de Jalisco, …