“La Grilla en Rosa” de Fabio

Hay tanto qué decir que uno se queda mudo. Entre las tarugadas del mesías ante Joe Biden, su necedad de imponer al asqueroso Félix Ahogado Maspedonio y la violencia en Jalisco, ni por dónde empezar.

Bueno, primero lo primero: las masacres debidas a la incesante e impune actividad de los proactivos señores del narco nomás no paran en 2021. Ya van diez y contando.

Tuvo que llegar la masacre de La Jauja para sacudir a todos a nivel federal sobre lo que pasa en este simpático estado. Bueno, a casi todos, menos a ese que llama al Chapo como Don Joaquín Guzmán Loera.

A nivel de cancha, nos queda claro que, por más grafiquitas alegres que presente Quirrín Alfaro, la realidad, esa vieja necia y amargada, siempre lo rebasa.

Y de qué manera: no hay uno sólo día que no pase sin la debida cuota de muertos por ejecución, encobijados, fosas, balaceras, secuestros y toda suerte de crímenes que se cometen con toda impunidad.

En el discurso, todos los índices de crímenes han bajado más que la credibilidad de México como país, y vivimos en una realidad alterna en la que todo va de peluches, tanto que hasta el gobernador tiene un greñero.

Un adorable estado en el que todo es leche y miel, las paisajes son de caramelo y las nubes de algodón de azúcar baja en calorías, los minibuseros son educados y los cuicos de vialidad hasta dan la patita de tan corteses y adiestrados.

Pero esos paisajes de ensueño no son del agrado de los malandros, quienes los redecoran con su estilo Remató con influencias de Qvuernó de Chivé.

Tan sólo en los ataques a balazos sin decir agua va, que son el must de esta temporada, van ya más de 40 personas asesinadas. Los trabajadores de la construcción masacrados el pasado sábado fueron, al parecer, parte de una estrategia de terror.

¿Y Alfarolón, el inútil y robótico fiscal Gera Tavo, la mentada Policía Metropolitana y toda la fauna que dizque nos iban a cuidar? Sepa; más desaparecidos que la honestidad en Morena.

Sin quitar la parte que toca a la Naranja Mesiánica y sus representantes en Jalisco, en algo tiene razón el gobernador del carácter encantador y tolerante: todo esto lo originó el desgobierno federal.

Y por desgobierno federal entiéndase Peje, el inepto de Palacio.

Recuérdese que es el primer presidente en funciones en, dos puntos: 1.- Saludar de mano, personalmente y de forma salamera, a la madre de un capo; 2.- En negarse a atacar de frente a los narcos “porque son pueblo”, y decir que el combate que se les estaba dando era “una guerra de exterminio”, como si los sicarios fueran una pobrecita etnia diezmada; 3.- En claudicar abiertamente a las funciones del Estado de brindar seguridad a la población, con su gansada de “abrazos, no balazos”, que NO ha funcionado; 4.- Pedir que se le llame por su nombre, como si fuera un hombre respetable, al Chapo.

¿Y a qué se deberá tanto amor y cuidado a los malandros, dice la Nación y digo yo? Se ha comprobado hasta el cansancio que el macuspano brinda impunidad a quien le ha ayudado a conseguir sus fines. Piensa mal y acertará$.

Lo que me lleva al siguiente punto. ¿Vale la pena comprobar  al mundo que se es protector de corruptos impresentables (sobran ejemplos) que, además, tienen delitos sexuales graves a cuestas? Según los cálculos del mesías, parece que sí.

De otro modo no se explica cómo a web quiere imponer al puerco parado Ahogado Maspedonio como gobernador, ya no candidato, en Guerrero, por más que se le acumulan las acusaciones de violación de varias mujeres.

Envalentonado por este dedazo descarado, el autollamado ‘toro sin cerca’ (marrano sin madre ni hombría, diría yo) se ríe de protestas, manifestaciones, mujeres enojadas y víctimas humilladas. Claro, tiene con él al prejidente humanijta.

Tan humanista que llama a la justa ira mujeril una ‘ejtratejia de loj cojervadorej’. ¡Uy, cuánto humanismo! Y la ira crecerá si, como parece, se impone de nuevo a Marrano Maspedonio como candidato en una segunda encuesta.

Porque, amiguitos, así está la finanza: Morena le hizo al cuento de que le quitaron la candidatura al buey sin madre, pero poco después lo defendieron diciendo que los cargos en su contra eran infundados y, ya encarrerados, que podía entrar de nuevo al teatro pseudodemocrático morenista.

Más montaje para imponer al amiguis del Peje no se puede.

En otra hablaremos del ridículo que hizo el macuspano en la reunión a distancia con Joe Biden, a quien sigue haciéndole grosería tras grosería, que ni de broma se atrevía a hacerle a Trump.

Al cabo Biden es nomás el presidente del gabacho, que ya le dio un portazo a su peregrina idea de pedirle vacunas sobrantes, que el otro no tiene, lo que demuestra lo ya sabido: que el inepto nunca compró la medicina necesaria.

@Fabiocarton

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción EDG
Cargue Más En La opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Con Muestra, concluyen actividades del Festival Internacional de Cine de Tequila

Fabio Mendoza EDG El pasado sábado concluyeron las actividades de la Muestra organizada po…