“Copiadura” de Galio Guerra para EDG

Cuando, hace unos años, Andrés Manuel mandó al diablo a las instituciones decía que lo habían malinterpretado; que los medios, una vez más, habían sacado de contexto sus declaraciones.

Caray, todos lo vimos mandar al diablo a las instituciones. Hasta le leíamos los labios sin dificultad, como cuando equis deportista lanzaba una mentada tras una amonestación.

En fin, muchos, algo así como treinta millones de personas se dejaron embaucar por el canto de las sirenas y hasta ahora se dieron cuenta que sí, que en verdad pedía mandar al diablo las instituciones.

Y no les miento, porque su discurso de odio y división está ahí, al alcance de todos en las antes benditas y ahora malditas redes sociales.

El dictadorcito quiere desaparecer todos los organismos autónomos porque, dice él, son neoliberales y están al servicio de la mafia del poder.

Tomemos, como simple ejemplo, la andanada que ha enderezado contra el Instituto Nacional Electoral, el cual nació como institución ciudadana después de la caída del sistema que implementó, oh ironía, Manuel Bartlett Díaz, quien otrora fungía como Secretario de Gobernación.

Solucionar la sobrerrepresentación en ambas cámaras; negar el registro a candidatos a diferentes puestos de elección popular por diversas anomalías ha sido el motivo por el cual Andrés Manuel y sus sicarios han señalado que el tiempo del INE y sus consejeros está contado. Incluso el nefasto violador Salgado Macedonio ha llegado al paroxismo de amenazar abiertamente de muerte a los funcionarios.

Durante años se pidió un órgano electoral autónomo y ciudadanizado, y ahora que lo tenemos amenazan con desaparecerlo por no plegarse a los caprichos de su malignidad y judicializarlo, hágame usted el cabrón favor.

Pero el INE no es el único organismo que está en peligro, pues el senescente dictadorcillo quiere entes ad hoc que obedezcan sin chistar.

He ahí su demanda de lealtad ciega. Actúa peor que aquellos a los que tildó de corruptos. Ni uno de ellos se atrevió a tocar los linderos del autoritarismo como el actual inquilino de Palacio Nacional.

Socavar las instituciones y los órganos autónomos sólo es una mínima parte de todo lo que esta bola de sátrapas está dispuesta a hacer para anquilosarse en poder.

¿Qué nos cuesta salir a votar el 6 de junio, si y sabemos a qué fosa séptica fue a parar toda la porquería de los demás partidos? ¿O todavía lo duda?

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción EDG
Cargue Más En La opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Con Muestra, concluyen actividades del Festival Internacional de Cine de Tequila

Fabio Mendoza EDG El pasado sábado concluyeron las actividades de la Muestra organizada po…