Inicio Política Urge acabar “el infierno” en Tlaquepaque: Beto Casas

Urge acabar “el infierno” en Tlaquepaque: Beto Casas

9 minuto leer
0
0
698

Fabio Mendoza EDG

Aspirante a gobernar Tlaquepaque, el empresario y ex diputado local Alberto “Beto” Casas comenta tajante: “Hoy, Tlaquepaque es un infierno, hay que terminar esa situación”.

En entrevista con EDG, explicó que ello se debe a la situación de inseguridad desbordada que hay en todo el municipio.

“Fui regidor, fui diputado, coordinador, director, jefe… Le entendemos muy bien a la administración pública. Tengo experiencia en regularización de la tenencia de la tierra, y formado en la administración pública municipal. Entonces, sí le entendemos, sabemos de que se trata, y tenemos la certeza de ganar la contienda el 6 de junio”, comentó.

Que haya acciones y no sólo palabrería de campaña es lo que lo movió a dejar de organizar campañas para otros y lanzarse él mismo por la alcaldía: “Aprendí lo que no debe de ser un candidato, y aprendí que ya era necesario cambiar de actores”, comenta, y agregó que “cuando llegan, tristemente nos defraudan. No somos Superman o el campeón de la justicia, pero ya estuvo bueno con todas las personas a las que les ayudas a ganar y al final llegan al cargo y no hacen bien las cosas”.

Sobre Tlaquepaque, su diagnóstico es demoledor: “Es un infierno. Sigue siendo un infierno porque tristemente a quienes gobiernan no les interesa la sociedad, y es una responsabilidad de quien preside el gobierno. Nosotros, como ciudadanos, nos defendemos como podemos. El infierno se ve todos los días en la nota roja; mínimo, un muerto por día. Y en el infierno eso pasa, llegan muertos todos los días. Y no hay el orden que queremos vivir como ciudadanos, todos buscamos estar seguros en las calles, y todos buscamos empleo, que nuestros hijos vayan y y regresen a la escuela seguros. pero no pasa eso en Tlaquepaque”.

Dijo que recorre diferentes zonas del municipio y en San Sebastianito, por ejemplo, todos los días en la madrugada asaltan a quienes van a trabajar en el puente peatonal que está en el periférico, y que a pesar de que es una situación de la que han expresado constantes quejas los vecinos y afectados, incluso mujeres navajeadas por arrebatarles su bienes, nadie hace nada.

Dice que ahí, algunas víctimas han muerto y otras quedan con secuelas. “Encuentro historias de esas en todo el municipio”, apunta.

Otro ejemplo, el abandono del cadáver de un capo del narco en pleno centro de Tlaquepaque sin que nadie viera nada es un hecho que ensucia la imagen del municipio, y Casas dice que: “No puede ser posible que nadie se diera cuenta en pleno centro, con tantas cámaras… hay algo oculto. En el infierno hay un diablo; en Tlaquepaque hay una diablita”.

Sobre la asociación política-crimen, dice que sí es posible evitarlo: “Cuando tú no amenazas a la gente para que vaya a tus mítines, si no les dices que les vas a quitar tal o cual apoyo o la chamba, es cuando de veras camina el proyecto… cuando quieren que cambie esa sociedad de ahora por algo normal”.

La propuesta de Casas para acabar el caos tlaquepaquense empieza por el rescate del tejido social. Lo basa en tener el municipio dividido el cuadrantes de 50 manzanas, porque la organización en colonias, delegaciones y agencias municipales ya no funciona.

Cada jefe de manzana reportaría los problemas y carencias al supervisor y, de acuerdo al candidato, es así como se tiene una fotografía exacta de cómo está funcionando o que falta en los cuadrantes para, en consecuencia, darles solución puntual.

“Con este tipo de modelo, probado por otros gobiernos de Encuentro Solidario en otras ciudades del país, no se te va una sola calle”, dice.

La organización dividida en cuadrantes ayuda a ubicar problemas, gente de trabajo y a los delincuentes. Una vez localizados, a quienes trabajen, que tengan enfermedades o necesidades se puede organizar el presupuesto. También, neutralizar a los malandrines.

El gobierno no funciona porque ven las necesidades sociales como si fuera una tienda de abarrotes, en la que los productos son iguales. Los cuadrantes aclaran qué es lo que hay en cada lugar de Tlaquepaque.

Cuestionado cobre cómo ganar la confianza de una sociedad que ya no confía en los políticos, comentó que “En cada barrio, en cada casa, tenemos dos años trabajando. Hay confianza en nosotros, porque platicamos casa por casa lo que queremos hacer. Dicen, sí, es nuevo; sí, vámosle calando. Estamos haciendo campaña de suela, sudor y saliva, de convencimiento”.

Aclaró que la campaña se hace con recursos de los mismos candidatos, lo que ve como una ventaja porque no crea compromisos.

Se dijo convencido de que va ganando la confianza de las personas, a quienes inclusive ha vuelto a motivar a votar, tras las decepciones que se han llevado en otras administraciones.

Su objetivo es gobernar Tlaquepaque “porque ese infierno necesita, ya, transformarse. Sí vamos a hacer las cosas, que nos tengan confianza”.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción EDG
Cargue Más En Política

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Manuel Herrera presenta su agenda social y de bienestar

Juan Carlos Huerta Vázquez EDG El candidato del partido Movimiento Ciudadano a diputado fe…